ORCHIDEA
Las estructuras para puertas correderas son la solución que proponemos para eliminar las barreras arquitectónicas que encontramos a nuestro alrededor en un sinfín de situaciones. Permiten utilizar las puertas cuando son útiles y esconderlas cuando no lo son con elegancia y simplicidad.

El solo hecho de encontrar una puerta tradicional en lugar de una corredera puede imposibilitar la realización de determinadas acciones y limitar la creatividad en el mundo de la arquitectura y decoración.

Las puertas correderas además de comunicar espacios, dejar pasar la luz y favorecer la continuidad visual, resuelven todos los problemas de espacio proporcionando 1,5 m² más de superficie útil construida ya que no se necesita el espacio de apertura de una puerta convencional.

Las estructuras para puertas correderas Orchidea pueden instalarse tanto en obra nueva como en reformas, en paredes de ladrillo o de placa de yeso laminado. Quedan totalmente integradas a la pared (permitiendo aprovechar las paredes laterales ya que las hojas quedan ocultas en el interior de las estructuras) y se adaptan a cualquier puerta estandarizada del mercado (tanto de madera como de cristal).